Ir al contenido principal

Un vestido que marcó tendencia

Hoy hablamos de un vestido que marcó una época y una tendencia que ha sobrevivido al paso del tiempo, es el traje de novia de la reina Victoria del Reino Unido.
Dibujo coloreado del traje nupcial.




Victoria de Hannover (1819-1901) no estaba llamada a reinar pero una serie de acontecimientos familiares la llevaron al trono con dieciocho años. Durante su reinado (el más largo de la historia del Reino Unido) este conoció unas de las épocas más fructíferas y prósperas a nivel económico e industrial, a este periodo se le conoce como época victoriana, donde la sociedad se caracteriza por su austeridad, discreción, moral religiosa y conservadurismo político.
Se casó por amor con su primo Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha en 1840 y para su traje de novia se decantó por un vestido blanco, un color muy poco habitual para casarse en aquellos años. Siguiendo los cánones de la época el vestido tenía un amplio escote, cintura de avispa y una voluminosa falda con volantes de encaje de Honinton, famosa localidad inglesa por sus encajes de bolillos. No era un vestido demasiado lujoso por decisión de la propia reina. Estaba únicamente confeccionado con materiales procedentes del Reino Unido, satén blanco y encaje. El cabello lo adornó con una corona de flores de azahar en vez de una diadema de piedras preciosas como correspondía a su rango. La belleza del vestido hizo que las nobles siguieran el ejemplo de la reina y todas optaran por el blanco para casarse, tradición que perdura hasta nuestros días.

La reina Victoria pintada por Franz Xavier Winterhalter. Este retrato fue un regalo de la Reina a su marido.


 La actriz Emily Blunt caracterizada de la Reina Victoria en la película "The young Victoria"


Detalle de un vestido de la Reina Victoria



Vestido para la exposición universal de 1851






Entradas populares de este blog

La sofisticación del turbante

¡Hola reinas!! Últimamente estoy viendo mucho el uso de este complemento, personalmente me parece muy elegante, atrevido y me recuerda a las divas de antaño, todo glamour y sofisticación.
Después de la segunda Guerra Mundial se puso muy de moda, para contrarrestar la sobriedad en el vestir que exigía la época y dar un toque de originalidad a sus looks.



Matcha, la bebida de las modelos.

Durante la semana de la moda de Nueva York, el matcha fue declarado bebida oficial del evento. Se ha puesto de moda entre las celebrities por sus "milagrosas propiedades". Es una forma de té verde.Matcha significa té en polvo.  Es un té de alta calidad, más potente y aún más rico en antioxidantes (polifenoles) que el té verde convencional. Además contiene EGCG que ha demostrado acelerar el metabolismo y reducir el crecimiento de las células cancerígenas.  Contiene más teína que un té convencional. Los aficionados al matcha, lo usan para desayunar y comparan sus efectos con el del café de por la mañana, no se recomienda beberlo en las seis horas previas al descanso nocturno.  El sabor del matcha es parecido al de la hierba o al de una hoja de espinaca. Una buena pista para saber si el matcha que compras es auténtico es su precio. El matcha puro y fresco es caro. Está de moda y no solo como una bebida, muchos chefs de prestigio lo han incluido en sus platos. De hecho, ya es pos…

Aguamarina

Otros de los colores estrellas en la lista Pantone para la primavera-verano 2015.
Si en un post anterior os hablamos del color "marsala" un tono rotundo y de la tierra, el "aguamarina" es lo opuesto, sutil, etéreo, delicado, femenino, casi transparente, lo asociamos con el agua.
La tierra y el agua, el yin y el yang, los opuestos que se complementan,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,  Personalmente no somos muy de azules, pero ante el "aguamarina" caemos rendidas a sus pies.
Nos parece ideal combinarlo con colores muy claros o un "total look".



Faldas años 50

La moda de la década de los años 50 es mi favorita, femenina, glamurosa, elegante y muy chic. Hay una prenda que está muy de moda y son las faldas de vuelo ¡Me encantan!!!.
En los años 50 llevaban un can-can debajo muy almidonado, en la actualidad sería un poco complicado entrar en el autobús o en el metro con semejante volumen.
Este tipo de falda, es de talle alto, con lo cual al marcar la cintura y entallar el busto, disimulamos caderas y muslos si son gruesos. El largo ideal, por media pierna o al ras de la rodilla, para las más altas con bailarinas quedan genial y las más pequeñas con unos buenos stilettos.
En la parte de arriba apuesto por blusas, camisas entalladas o las más atrevidas con un crop-top (ver más aquí) a la altura de la cintura.
Personalmente me encantan con flores XL y bien armadas, son una estupenda opción para una boda o una fiesta, elige un tejido rico como tul, brocado.................. y no defraudarás.